El último hombre libre I Villa Romero


Una mañana de 2017 Ben Bilemy salió de Nueva York con unos cuantos miles de dólares en el bolsillo, una mochila, unos vaqueros y dispuesto a caminar hasta Key West, el punto más al sur del país. Nada más y sobre todo, nada menos. Pero Ben Bilemy, que luego pasó a llamarse Denim y más tarde Mostly Harmless, apareció muerto un año después en una tienda de campaña a dos mil kilómetros del punto de partida, dejando en el aire su verdadera identidad. Nadie sabe quien es.


Viajaba sin documentación, sin teléfono móvil y según con quien se cruzara en el camino decía ser de un lugar o de otro. No era muy amigo de la comida sana, se alimentaba a base de chocolatinas y parecía obsesionado por la cultura de los videojuegos, como quedó reflejado en el cuaderno de viaje que encontraron en su tienda de campaña junto a 3000 dólares: tan solo códigos informáticos y apuntes para la edición de un futuro juego… Su fin era caminar y dicen quienes tuvieron la suerte de hablar con él que era, en definitiva, un hombre feliz.


Falleció por causa desconocida según la autopsia, sin rasgo de violencia o enfermedad aparente; todo tan extraordinario como normal. Pero su anonimato se ha convertido en un tótem de Internet y los medios de comunicación no dejan de investigar para saber más sobre el caminante desconocido. Sin identidad, sin pesos externos, caminando al margen de nuestra sociedad… Sin un arraigo a lo que nos mantiene vivos y que, posiblemente, también nos mata. Libre, solitario y desconocido… ¿No creéis que así debería seguir siendo? La leyenda del último hombre libre.

Tags:

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter